Sistemas de Gestión Energética < SERVICIOS


 

Sistemas de Gestión Energética¿EN QUÉ CONSISTE?

Un Sistema de Gestión Energética (SGE) consiste en aquella parte del sistema de gestión de una organización, dedicada a definir, implementar y controlar la política energética y los objetivos derivados de ésta.  

Dichos objetivos, normalmente relacionados con la reducción del consumo energético y, por lo tanto, de los costes asociados, con la reducción de los gases de efecto invernadero, así como con el fomento del uso de fuentes de energía más limpias, se materializan en una serie de medidas concretas, que son llevadas a la práctica progresivamente, en un ciclo de mejora continua. 

En Efficatia ® le ayudamos a definir e implementar un SGE adaptado a las necesidades y circunstancias de su organización, desarrollando un sistema que le permita gestionar sus recursos energéticos de la forma más eficiente posible. 

De forma adicional, le asesoramos y acompañamos en el proceso de análisis por parte de una entidad externa de acreditación, para la obtención de la correspondiente certificación internacional ISO 50001, sobre sistemas de gestión energética.  

 

¿PARA QUÉ NECESITO IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE GESTIÓN ENERGÉTICA?

Un SGE le permitirá incorporar los criterios de gestión energética eficiente en la propia cultura y en el proceso de toma de decisiones de la entidad, automatizando y maximizando de esta manera la consecución y consolidación de ahorros energéticos en la prestación de servicios o proceso de producción de dicha entidad. 

Asimismo, este servicio le situará en condiciones obtener la Certificación ISO 50001, que acredita frente a terceros que la organización cuenta con unos procedimientos de gestión energética eficiente y, en definitiva, con una cultura empresarial comprometida con la mejora de la sostenibilidad, lo que puede incrementar su reputación e imagen corporativa. 

 

¿QUIÉN PUEDE NECESITAR ESTE SERVICIO?

Es útil para todo tipo de industrias, oficinas, comercios y, en general, cualquier entidad, interesada en acometer no solo algún tipo de acción aislada relacionada con la mejora de la eficiencia energética, sino en hacer de ésta su modo de trabajo habitual. Esto  le permitirá beneficiarse de las ventajas derivadas de los ahorros obtenidos así como de la permanencia e incremento de éstos a través de una búsqueda constante de las condiciones óptimas de funcionamiento más eficientes.

También resulta útil para acreditar pública e internacionalmente, la implementación de dichas prácticas en el sistema de gestión de la organización.